La copa odiomerica



11403500_10155824796980074_3265720272808388740_nÚltimamente se habla de fútbol, se desayuna y cena lo mismo, es como un alimento amnésico que hace olvidar parte de las realidades a la mayoría de sus fanáticos.

No estoy en contra del fútbol, aunque no me considero un fanático, pero finalmente es un deporte más, glorificado injustamente sobre otros, pero es la realidad.

Lo que simplemente no puedo entender, es que el fútbol se haya transformado en un coliseo romano contemporáneo, no porque sus jugadores se maten entre si, sino que lo hacen sus propios hinchas, he estado leyendo durante todo el campeonato los comentarios que su hinchada hacen contra los equipos contrarios, deseando su muerte directa y de paso a su familia, ancestros y poco menos a los que aún están por nacer.

Es una bestialidad desear a un país completo (Porque ni siquiera las amenazas son para los 11 del equipo contrario) su muerte, que se inunde bajos sus mares, que sea devorado por las placas tectónicas en un gran terremoto, que mueran de hambre, desear que sus islas se hundan, que sus gobiernos los lleven a la miseria, burlarse de sus ancestros, de su historia, de sus guerras, de sus pérdidas, vamos, meter el dedo en la llaga hasta lograr conseguir sangre y odio, hemos visto a sus hinchas insultar, apedrear golpear, escupir ira y odio por las redes sociales, cualquier medio válido para enterrar al país contrario.

Es una lástima que la sociedad llegue a esto, que un par de partidos cieguen a la mayoría, olvidándose de sus realidades, de sus problemas, de sus gobiernos, corrupción, etc… ¿Y sea quien sea que gane la copa, tu como ciudadano vas a comer de ella, alimentarás a tu familiade ella, el país será algo mejor por esta copa? Lamento decirte que no, los problemas seguirán siendo los mismos, la única diferencia, que esta copa en vez de unir a los países, los habrá hundido más, porque los insultos, los deseos de muerte y todo el veneno esparcido en contra de tus hermanos, quedara allí, en la tierra por mucho tiempo, y quizás en algunos años más, cuando ya todo este bombardeo de odio a los equipos, a su gente haya sido casi olvidado, vendrá otra copa más, que volverá a regar los campos del mismo veneno.

Jamás vi en una final de tenis, basquetbol, u otro deporte tanto odio como lo he visto y leído esas últimas semanas.

Si habláramos de un humor inteligente, chistes sanos, pero lamentablemente no hay cabida para un raciocinio en donde la pasión ciega y se actúa como una jauría hambrienta de odio, y ladrando insultos por doquier.

Lo que he aprendido, es que tengo una importante misión para mis hijos, que si se hacen hinchas de algun equipo, que jamás olviden el respeto ni que también el rival es un ser humano, con familia, con hijos, con historia y con antepasados.

Aprendamos a respetar, si no puedes entender el respeto, al menos intenta terminar con los insultos.

Feliz dia, y que gane el mejor equipo (Que el triunfo depende de su capacidad deportiva, no de la acumulación de insultos a su contraparte que pretende irrisoriamente debilitar al equipo contrario)

Comparte, y ayuda a abrir el corazón a los demas.



Acerca de Michael Priego Manicke

Cuando el amor dibuja trazos de dolor en el corazón es cuando debemos recordarnos que parte de nuestro amor debe ir a nosotros mismos.
Esta entrada fue publicada en Pensamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario