El viejo, la muerte y el amor
document.getElementsByTagName('html')[0].style.display='block';

El viejo, la muerte y el amor



hombre_sentadoEl viejo miraba desde su lecho,  la muerte se aproximaría en cualquier momento, se le veía tranquilo, sin miedo, sabiendo que vendría lo inevitable, su cupón de vida había ya expirado.
De pronto, un silencio, la temperatura del ambiente baja, y me doy cuenta que una pelusa que el viento se llevaba había quedado detenida en la habitación, el tiempo se había congelado, o ya no pertenecíamos a este, y desde una esquina, entre las sombras, se deja ver, la muerte.

Muerte: Viejo, ya sabes a que vengo, me llevo tu cuerpo, tu tiempo, tu memoria, y tu alma, ella puede marchar.
Viejo: Lo sé, son mis últimos minutos, y la vida se me pasa una y otra vez por delante, me doy cuenta, del tiempo que perdí, haciendo fortuna, estudiando cada vez más por ser mejor que todos, luchando por ser el más grande, no porque yo lo quisiera, sino mas bien, sentía una especia de obligación conmigo mismo, amasé fortunas, propiedades, autos lujosos, mujeres hermosas, que eran la envidia de los que a mi alrededor se movían, mujeres muy jóvenes, que me llenaban de vida, pero una vida artificial, un amor de juguete, basado en la consistencia de mi cuenta bancaria, los te amo recibidos por parte de ellas, eran cada vez más fuerte y emotivos, dependiendo de que tan caro era el regalo que las entregaba.
Y que me llevo de todo esto, nada, el recuerdo se va, los días vividos fueron una obra teatral mal actuada, haciendo feliz al resto, y olvidándome de mi, ahora que los recuerdos refrescan mi memoria y mis últimos minutos de vida, me puedo dar cuenta que lo mas valioso que hice en mi vida fue amar, dejar que me amaran y esos frágiles días que desperdicie, finalmente era lo único que tenia de un valor incalculable, ¿Sabes Muerte? Tres veces en mi vida me enamoré, solo tres veces, cuando me enamoré la primera, creí que sería la última vez que lo haría, la segunda vez, juré a los cielos que nunca más, y cuando amé por tercera vez, fui tan necio, que enterré mi amor en una caja bajo mil llaves, renuncie a sentir, cambie una sonrisa honesta, por compañía que seguía mis lujos, cambie un atardecer con ella, por fiestas llenas de luz artificial, que desaparecían al amanecer, cambie tantas cosas, que juntando todas ellas, logre crear el vacio más grande que me acompaño hasta este momento, y hoy, solo me importa, no la vida que te llevas, sino el haberme matado yo mismo, luego de esa tercera vez, haber renunciado a sentirme vivo, y a creer que el amor, se podía controlar, y dejar en el olvido, que daría Muerte, por poderme enamorar, tres, cuatro, cinco o las veces que la vida me premiase con ese sentimiento y recibirlo sin duda, con el corazón abierto, sin miedos, sin importar si es eterno o pasajero, solo sentir ese sentimiento que levanta cada poro de tu piel, que te permite sentir la vida, sin pensar en nada, porque la persona que amas, es tu todo absoluto.
Muerte, llévame yo mismo me maté hace años, yo mismo cree mi propia tumba de soledad, creyendo que al adornarlas con flores artificiales, nadie notaría lo que había, y finalmente, a nadie le importaba nada de lo que yo pudiese sentir, porque yo mismo había creado la fantasía de un personaje que estaba lejos de ser lo que algún día fui.
Gracias por volver muerte, esta vez, no me permitas regresar
Muerte: Vamos, replicó

Fue lo último que pude escuchar, cuando ambos se esfumaron de la habitación,
me levanté de la cama contigua a este viejo, toque su cama y me di cuenta que el calor aun se sentía en el colchón, acerqué una silla y me puse a llorar sobre ese lugar, el viejo había descrito parte de mi vida, de mi sistema, de mi inmadurez, sin quererlo, el viejo me había devuelto la vida.
Al salir del hospital, por primera vez en mi vida, tome una decisión escuchando al corazón, y esa noche, ante la sorpresa de todos, aún convaleciente, me incliné delante de ella, y le supliqué que se casara conmigo.



Si te ha gustado, suscribete al autor :)

 





Comentarios Facebook:

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Suscribete para novedades

Escritos

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.